Menu



Cómo mejorar la cultura emprendedora y producir logros

La cultura de una empresa es la consecuencia de la actitud colectiva de los individuos que la componen.Es importante destacar la importancia que tiene en la cultura organizacional el estilo de dirección y la habilidad para actuar en cómo comprometerse, e involucrar a los gerentes, jefes, supervisores y personal en general, para que consideren a los productos y proyectos como propios.

 

 

Actualmente hay una nueva cultura emprendedora compartida y un nuevo modelo del líder emprendedor.La cultura emprendedora está basada en su compromiso con la acción y el logro, y en la visión compartida de todas las áreas de una empresa. Las empresas con este tipo de modelo tienen políticas activas en materia de ideas e innovación, actúan en busca de nuevas oportunidades, son conscientes de la importancia que tiene el detectar las anomalías en el mercado para transformarlas en un nuevo producto o servicio.

Esta manera de ser implica un gran compromiso con el cambio de las prácticas organizacionales y sociales. Por ejemplo, puedo citar a Federal Express, que gracias a la detección del retraso en los envíos de su correo, transformaron esa anomalía en un correo exprés que siempre llega a tiempo. A partir de una anomalía construyeron un nuevo mundo en el ámbito del servicio. Este tipo de cultura es enfocada en el emprendimiento y está muy comprometida con los logros y el éxito de la empresa.

Una cultura organizacional emprendedora es aquella en la que los líderes emprendedores generan un clima de trabajo que entusiasma y seduce, esto hace que las personas encuentren motivos para realizarse y desarrollen su potencia creadora, sensibilidad y destrezas.

La sensibilidad del emprendedor consiste en ser flexible en su manera de pensar, reconocer sus propios errores y no culpar a otros, saber distinguir que con esa actitud puede transformar su accionar y en consecuencia obtener nuevos resultados.

Cómo dice Wendell Berry: “Los maestros están en todas partes. Lo que se necesitan son personas dispuestas a aprender”

El emprendedor elige comprometerse con la superación de los problemas y no con sus limitaciones.Piensa en el futuro de una manera distinta, entiende que el futuro se puede inventar en el lenguaje y con la acción. Cuando piensa que algo está faltando lo piensa en términos de lo que se puede crear como una nueva posibilidad. En éste tipo de cultura empresarial se le da mucha importancia a la administración del tiempo, y se trabaja diseñando el futuro, y con una alta percepción abierta a las oportunidades, poniendo énfasis en la creatividad e innovación.

La habilidad del emprendedor está orientada hacia el consumidor y la importancia que implican las condiciones de satisfacción que debe tener cliente. El emprendedor realiza una continua exploración del contexto y sigue un modelo estratégico.

El emprendedor desafía al sentido común imperante, cultiva un estado de ánimo positivo y creativo y enriquece el estado de ánimo colectivo en general. Inspira y seduce a los equipos a trabajar en armonía y entendimiento. La actividad emprendedora es uno de los factores determinantes del crecimiento económico, la movilidad social y el cambio cultural que necesitan los países en desarrollo. La creación de nuevas empresas genera empleos y aumento de las oportunidades para toda la sociedad.

Como dice el Filosofo Fernando Flores: “Vivimos en una época extraordinaria. Nuestros estilos de pensamiento son la ruptura de nuestras familias, nuestras religiones, nuestras ideologías, y la naturaleza. Estamos atrapados en un ritmo de cambio social y tecnológico que hace que nuestro trabajo, negocios, educación sean fuentes de ansiedad y de insatisfacción. Al mismo tiempo, pensar en nuestra forma de pensar y observar nuestras observaciones nos puede traer un nuevo mundo en el que el trabajo se convierte en un lugar donde la innovación, la paz, la sabiduría, la amistad, el compañerismo y la comunidad puedan existir. Vamos a diseñar este mundo juntos”.

Mi compromiso con el trabajo organizacional consiste en abrir nuevos espacios de posibilidad para crear conversaciones capaces de abrirnos a nuevas interpretaciones y alternativas que nos permitan aprender a vivir en un mundo nuevo: un mundo global, de cambios e incertidumbre. Poder generar en las empresas la capacidad para reinventarse constantemente en armonía con los cambios del mercado, creando una nueva cultura con nuevas prácticas organizacionales y habilidades comunicacionales para desarrollar una cultura organizacional eficiente y creativa. Así debe ser también con los proyectos emprendedores, tanto en el ámbito de la empresa como en el personal y social.

 

Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

http://www.somos-pymes.com/noticias/tecnologia/lo-que-dejo-el-ecommerce-day-2013.html

volver arriba

Comentarios