Menu



Cuáles son los riesgos de crear una comunidad alrededor de bots

 Comprar seguidores para las redes sociales, equivale a un rápido crecimiento; sin embargo existen grandes riesgos que trae aparejados estas actividades. En este articulo, veremos cómo funcionan las granjas de robots y como pueden afectar a nuestras cuentas.

 Ser un popular usuario de las redes sociales puede traducirse en buenos dividendos si sabemos rentabilizar dicha popularidad.

En un mundo virtual atravesado por influencers y en el cual los seguidores cotizan en bolsa, el ascenso social en las redes es un bien preciado por la mayoría de nosotros.

El gran problema son los riesgos de tomar atajos virtuales con políticas bastante desleales, en vez de construir una comunidad a conciencia.

En este articulo, veremos cuáles son los riesgos al soñar con la popularidad inmediata y adonde nos puede llevar dichas practicas.

Comprar seguidores

Cualquier emprendimiento que quiera ganar adeptos tiene que ir a buscar a su potencial público en donde ellos pasan su tiempo: las redes sociales. Dicho esto, crear un perfil de Instagram, Facebook y Twitter viene de la mano con las primeras gestiones y esbozos del proyecto.

En el día de hoy, es impensado desvincularse de lo que sucede en esta triada social dado que forman parte del recorrido diario de la mayoría de los usuarios.

Comenzar con una cuenta en cero puede ser sumamente desmotivante, mientras una tentación devenida en potencial riesgo aparece latente: comprar aquellos seguidores que  no tenemos.

Claramente el camino lógico es más largo: cosechar seguidores alrededor de una idea para, así, formar una comunidad de leales usuarios.

El camino corto es la compra de cuentas que nos sigan en las redes. Y tampoco es complicado hacerlo, solo basta colocar en google “comprar seguidores” para que, dentro de los resultados de búsqueda, aparezcan decenas de páginas que ofrecen seguidores con un pequeño desembolso de dinero. Por ejemplo, en algunos sitios, los 1000 seguidores de Instagram o Twitter costaban alrededor de 7 euros.

También existen promociones que ofrecen cierta cantidad de seguidores en cada una de las redes a precios reducidos.

Otra cosa en la que se puede reparar es que está permitido elegir el idioma y país de la cuenta que nos seguirá, cuestión que tendrá que ver con la potencialidad, masificación y escalabilidad del proyecto que tengamos entre manos.

Como funciona

Hay algunos usuarios que cuentan su experiencia de la compra de usuarios mediante estos servicios. Todos hablan de la importancia de hacerlo desde una tarjeta prepaga para evitar ser estafados en algún momento de la transacción.

Mientras que a algunos usuarios comenzaron a percibir los nuevos seguidores en un plazo de 24 horas, otros hablan de sumas diarias esporádicas para llegar a la totalidad en algunos días.

El funcionamiento es simple: Estas “empresas” disponen de cientos de dispositivos conectados a internet, algo así como una granja de celulares las 24 horas online. Cada dispositivo dispone de varias cuentas (perfiles) con una gran cantidad de seguidos.

El problema

Estas prácticas desleales para generar una comunidad de forma inmediata tienen sus riesgos. Como primera medida la mayoría de las marcas miden, no solo la cantidad de seguidores, sino también la interacción de ellos con la cuenta seguida. A la hora de realizar una campaña con un influencer, la interacción es importante y el timo no tardará en hacerse público.

Por otro lado, son las mismas redes sociales quienes ya están alertas a dichas prácticas. El pasado mes de julio, Twitter inició un proceso de purga de cuentas con el objetivo de sanear su plataforma. Por ejemplo, en este proceso se dio de baja, entre otras, a las cuentas que aún están a la espera de que sus dueños las validen, cuentas bots y cuentas bloqueadas.

Luego del proceso de limpieza, muchas cuentas populares perdieron miles de seguidores. el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se despidió de 100 mil de los más de 53 millones de seguidores que tiene. La pérdida fue aún mayor para el ex presidente Barack Obama que dejó de tener 400 mil “followers” y más cuantioso es el caso de la cantante Katy Perry, quien pasó de tener 110 millones de seguidores a 107 millones.

 

pymesyemprende

Sitio que colabora en el desarrollo y crecimiento de micro, pequeñas y medianas empresas.

Sitio Web: www.pymesyemprendedores.com.ar/
volver arriba

Comentarios