Menu



Albert Einstein, Steve Jobs, y Benjamin Franklin compartieron este hábito diario

Benjamin Franklin empezaba y terminaba el día con una pregunta: "¿Qué voy a hacer este día?" en la mañana, y "¿Qué he hecho en este día?" por la noche.

De hecho, muchos grandes pensadores abrazaron la idea de cuestionar constantemente las cosas.

Como dijo Albert Einstein, "Aprende del ayer, vive para el hoy, deja la esperanza para el mañana. Lo importante es no dejar de preguntar."

Por supuesto, entrar en el hábito de la reflexión es más fácil decir que de hacer, ya que a menudo preferimos evitar hacernos las preguntas difíciles. Como filósofo y psicólogo John Dewey explicó en su libro en 1910, "Como pensamos," el pensamiento reflexivo implica la superación de nuestra predisposición a aceptar las cosas en su valor nominal y la disposición a soportar el malestar mental.

Pero aguantar este malestar bien vale la pena el esfuerzo, ya que puede resultar en el refuerzo de la confianza necesaria para tener un mejor desempeño en nuestro trabajo y vida cotidiana.

Para impulsar el hábito de la autorreflexión, aquí hay alguna preguntas diarias que puedes comenzar a realizarte desde hoy:

"Si hoy fuera el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?"

En 2005, aproximadamente un año después de que recibió su diagnóstico de cáncer de páncreas, el entonces CEO de Apple Steve Jobs le dijo a la clase de graduados de Stanford que, durante 33 años, se veía en el espejo cada mañana y se preguntaba a sí mismo: "Si hoy fuera el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?".

Si la respuesta era "No" durante demasiados días seguidos, dice el que entonces sabía que necesitaba cambiar algo.

"Recordar que estaré muerto pronto es la herramienta más importante que jamás he encontrado para ayudarme a tomar las grandes decisiones en la vida. Porque casi todo; “todas las expectativas externas, todo el orgullo, todo temor a la vergüenza al fracaso”; estas cosas simplemente desaparecen en el rostro de la muerte, dejando sólo lo que es verdaderamente importante", explicó Jobs. "Recordar que vas a morir es la mejor manera que conozco para evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder. Ya estás desnudo. No hay ninguna razón para no seguir tu corazón".

"¿Cómo me veo?"

"Esta pregunta consigue ahondar en tus convicciones acerca de quién eres", escribe la fundadora y CEO de Wanleo.com Deena Varshavskaya en Quora.

Ella dice que el cambio de cómo te ves en distintas situaciones también puede cambiar tus acciones y, en definitiva, quién eres.

"¿Cuál es mi mayor fortaleza?"

Gary Vaynerchuk CEO y cofundador de VaynerMedia escribe en Quora que esta pregunta es la clave para amar tu trabajo.

Como él explica, muchas personas tienen trabajos que odian porque no han encontrado su verdadera pasión todavía. "Ellos son buenos en algunas cosas, que es lo que hacen aquí y allí, pero no están seguros de lo que desean hacer para siempre", dice.

"Deja de hacer cosas que odias. Descubre tus fortalezas para que puedas descubrir tu pasión," aconseja.

"¿Qué dolor puedo soportar en mi vida?"

La felicidad requiere de lucha, así como una comprensión de lo que estamos dispuestos a luchar por ella, escribe en el blog de autoayuda Mark Manson.

"Lo que determina tu éxito no es "¿qué quieres disfrutar?" La pregunta es, "¿Qué dolor puedes soportar?" La calidad de tu vida no está determinada por la calidad de tus experiencias positivas, sino por la calidad de tus experiencias negativas. Y “para ser bueno lidiando con experiencias negativas debes ser bueno lidiando con la vida,” explica Manson. 

"¿Por qué tan serio?"

"Tiendo a quejarme sobre pequeñas cosas y no me siento bien hasta que se hace de la forma que deseo" escribe el usuario Quora Soham Banerjee. La pregunta es un buen recordatorio para todos nosotros de no tomar la vida tan en serio todo el tiempo lo que puede ayudar a poner las cosas en perspectiva. 

"¿Que salió bien hoy?"

La profesora del Harvard Business School, Francesca Gino y sus colegas pidieron a los trabajadores que pasaran 15 minutos al final de sus jornadas escribiendo acerca de lo que salió bien ese día, y encontraron que los empleados que habían escrito el diario tenían un 22,8% más de rendimiento que quienes no reflexionaron sobre su jornada laboral.

Como ex periodista de tecnología Drake Baer señala, reflexionar sobre los éxitos del día puede ayudar a incorporar lecciones en el día siguiente. "Es como el proceso de iteraciones del que la gente siempre está hablando. Introduces un estímulo, recopilas los datos de tu experiencia, y luego mejoras desde allí," escribe.

Vale la pena señalar que los participantes del estudio no pensaron simplemente en lo que salió bien, pero escribieron sus respuestas abajo. "Es muy fácil engañarte a ti mismo si estás pensando en ti, pero cuando se escriben las cosas sobre el papel, es más fácil identificar lo que es realmente útil" dice Gino.

"¿Puedo elegir socios y amigos que me apoyen, me animen y ayuden a crecer?"

El usuario Quora Nela Canovi Dice: "Hay un refrán que dice que somos el promedio de las cinco personas a las que les dedicamos la mayor parte del tiempo. Piensa en las personas de tu vida. ¿Son las personas cercanas a ti las que te ayudan a crecer como ser humano? ¿o pasas tiempo con personas que no respetan su propio tiempo (y por lo tanto tampoco respetan el tuyo), que drenan tu energía, que son negativas y que sólo les gusta quejarse, que ejemplifican una 'mentalidad fija' en lugar de una 'mentalidad de crecimiento' de modo que al final del día luchas para comprender por qué no te sientes feliz y con energías alrededor de ellos?

"Debes ser selectivo acerca de a quién puedes mantener en tu círculo de amigos. Rodéate de gente en base a tus intereses comunes, tus valores, las cosas que consideres importantes para tu crecimiento personal, así como la forma en que valoran el tiempo, conocimiento y amistad".

 

pymesyemprende

Sitio que colabora en el desarrollo y crecimiento de micro, pequeñas y medianas empresas.

Sitio Web: www.pymesyemprendedores.com.ar/
volver arriba

Comentarios