Menu



Software como Servicio

Comencemos por aclarar qué es el Software como Servicio, conocido también como SaaS de las siglas en inglés Software as a Service.



En vez de explorar distintas definiciones, veamos directamente algunos ejemplos concretos de Software como Servicio de uso cotidiano. Las redes y catálogos sociales, como facebook, pinterest, twitter, linkedIn, y youtube entre otros son ejemplos de Software como Servicio, como también lo son los servicios de correo electrónico como gmail, hotmail, yahoo, etc.

En todos estos ejemplos, las empresas que proveen el servicio se encargan del desarrollo, actualización, mantenimiento, soporte y operatoria del servicio. Ellos también se encargan de archivar sus datos, fotos, contactos y hacer que estos estén disponibles para su uso. En los casos mencionados el usuario o cliente simplemente se registra y puede utilizar el servicio, por lo general sin cargo, por el tiempo que lo desee, y mientras cumpla con ciertas pautas y condiciones de uso que establecen cada uno de los proveedores del servicio.

Algunas de las principales características para el éxito de este tipo de servicio es que deben ser fáciles de usar, intuitivas, y con la posibilidad de adaptar o personalizar ciertos aspectos sin la necesidad de la intervención de un experto o programador. O sea, las soluciones de software como servicio de uso público son autogestionables y de comprensión y aprendizaje intuitivo.

Traslademos ahora este concepto al mundo de las empresas.

Software como Servicio para empresas.


El modelo de Software como Servicio permite que, a través de un software único, se provea una solución y servicio a miles de usuarios y clientes, tal que los clientes no son dueños del software, sino que pagan por su uso. Existen diversos modelos de subscripción para este tipo de software, pero el más comúnmente conocido es la subscripción por cantidad de usuarios.

Los clientes de la solución no requiren realizar una inversión para su desarrollo, ni en servidores, ni licencias de software. Simplemente requieren de una subscripción a través de la cual, y en forma casi inmediata, podrán comenzar a utilizar el servicio con una instancia virtual específicamente personalizada para su empresa. 

El software como Servicio está evolucionando constantemente. Día a día son más el tipo de soluciones que se ofrecen bajo este modelo, y hoy podemos encontrar soluciones de software como servicio prácticamente para cada una de las necesidades de su empresa, desde plataformas de correo electrónico, gestión de contactos, CRM - gestión de la relación con sus clientes, sistemas de facturación, ERP, etc.

Reconocemos también que existen aún barreras de entrada o de aceptación por parte de algunos individuos o empresas, ya que este nuevo concepto de software como servicio genera en algunos casos inquietudes e incertidumbres. Por lo general estos cuestionamientos están asociados a la pérdida de control, y se originan principalmente desde empresas de mayor envergadura, con políticas de informática ya establecidas y modelos financieros aplicables a las áreas de IT donde se consideran los gastos en sistemas como una inversión, manejando también presupuestos muy importantes.

El modelo de Software como Servicio trasciende este paradigma, transformado esa inversión en software a un esquema de costo mensual. 

Otro desafío importante para las empresas de desarrollo y operación de software como servicio es lograr trasladar los conceptos y características de las soluciones de uso cotidiano, como redes sociales y servicios de correo electrónico, a soluciones para empresas. Y nos animamos a decir que, en el mundo corporativo, la clave de éxito para este tipo de servicios es que sean autogestionables y de comprensión y aprendizaje intuitivo.

Las pequeñas y medianas empresas son quizás quienes se han visto más favorecidos a corto y mediano plazo por este nuevo modelo, ya que se les abre un mundo de posibilidades y opciones de software para la digitalización de sus empresas sin la necesidad de invertir en servidores, equipos, ni contratar recursos de sistemas; mientras que los proveedores de las soluciones de software se encargan de mantener el software actualizado, e incluyendo mejoras constantes para todos los clientes.

En la siguiente imagen le mostramos, desde el punto de vista de la infraestructura necesaria, las diferencias princiaples entre un modelo de software tradicional versus el software como servicio.

software como servicio

Es verdaderamente tan simple como suena. Sólo se necesita una computadora con navegador instalado y acceso a internet, pudiendo utilizar la solución desde cualquier lugar y en cualquier momento, mientras que el proveedor se encarga de la provisión y administración de los recursos necesarios para su uso.

http://www.baminds.com/Articulos/Software_como_servicio.aspx/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=pye?bam_campaign=163

María Jose Rodrigo

Lic. en Sistemas de la Facultad de Ingeniería, UBA; MBA orientado hacia la gestión de negocios de tecnología y telecomunicaciones, Universidad de Dallas, Texas, USA.

Extensa trayectoria en en desarrollo de negocios de tecnología, internet y telecomunicaciones en distintos paises de la región. La transición por distintas áreas de diversas compañías le aportó una visión clara y concisa de las verdaderas necesidades de los clientes, y oriento su carrera hacia el uso de la tecnología para brindar a las empresas soluciones concretas, simples y accesibles para una gestión efectiva. 
 
Socia Fundadora de BA Minds, empresa dedicada al desarrollo de soluciones web, en la nube y comercializadas bajo la modalidad SaaS (Software as a Service). BA Minds CRM y BA Minds CMS.
Sitio Web: baminds.com/
volver arriba

Comentarios